lunes, 31 de mayo de 2010

Reducir la huella de carbono en Chile ya empieza a ser un asunto personal

En los próximos meses se lanzarán varios productos que "contaminarán" menos. Hoy se pueden comprar bonos de carbono para compensar las emisiones de CO2 que se generan por consumir energía en la casa o el auto. Sepa aquí cómo hacerlo. El Mercurio, 23 de mayo 2010.
Lea noticia relacionada: El avance de Chile en la huella de carbono.

En Francia e Inglaterra existen supermercados (Casino y Tesco, respectivamente) que junto con entregar el total de la cuenta en plata, la da en huella de carbono. Sí, cada producto tiene etiquetada la cantidad de CO2 que se emitió para su producción y así las personas pueden eligir los que contaminen menos.

En Chile todavía falta para que eso ocurra. Pero quizás no tanto. "En los próximos meses veremos aparecer una serie de productos y servicios que se van a ofrecer neutralizados, porque se ha visto que ése es un atributo diferenciador", cuenta Aldo Cerda, gerente del área bosques, industrias y servicios sustentables de Fundación Chile.

¿Neutralizados? Se trata de productos cuya huella de carbono es completamente mitigada con la compra de bonos de carbono. "Si emites 10 toneladas de gases, tienes que comprar bonos que garanticen una reducción de 10 toneladas para estar neutralizado", dice Paola Conca, gerenta de medio ambiente de ProChile.

Con estos bonos se financian proyectos que, en distintas partes del mundo, se desarrollan para contrarrestar la acción de los gases de efecto invernadero (son seis y el CO2 es uno de ellos). Es decir, proyectos de reforestación, de energías renovables, de eficiencia energética, entre otros.

Pagar un poco más

La Municipalidad de Vitacura, que este año ofreció el servicio de neutralizar el auto, compró bonos para financiar proyectos de energías renovables en China y Rusia. Es decir, las mil personas que calcularon la huella de carbono de sus autos y pagaron por neutralizar sus emisiones durante un año, contribuyeron a esos proyectos, según cuenta Aldo Cerda.

Para el próximo año, Cerda cree que otras municipalidades ofrecerán el mismo servicio. Por lo menos la Fundación Chile ya ha sido contactada para actuar como intermediaria entre quienes compran bonos (los municipios) y los proyectos propiamente. A su vez, los municipios prorratean su compra entre quienes neutralicen con ellos.

Tener estos pequeños cambios de actitud por ahora no es tan caro. Mitigar una tonelada de CO2 cuesta 12 dólares. Neutralizar el auto cuesta en promedio 20 mil pesos. Y todavía se puede hacer a través de la página www.reducetuhuella.org .

En esa misma página se puede calcular la huella de carbono que una persona produce por efecto del consumo energético de su casa, o por sus viajes. También puede mitigar esas emisiones, comprando bonos, en la misma página.

Las cosas se van a poner aún más fáciles en los próximos meses, porque según Cerda habrá ofertas en las multitiendas y para el próximo año es posible que hasta se produzca un boom de ofertones. Incluida, por ejemplo, la venta de autos ya neutralizados.

Una señal de eso la da Wal-Mart, que sacó un índex de sustentabilidad que tiene 15 puntos y tres de ellos tienen que ver con medir, informar y reducir la huella de carbono. Y, como se sabe, Wal-Mart está en Chile a través de la cadena de supermercados Líder.

Claro que hay que ser precavidos. Preguntar qué proyecto uno está financiando cada vez que compra un producto "neutralizado" no es una mala idea. Sobre todo porque este es un mercado emergente.

"Es bueno saber de qué país proviene el proyecto. De qué se trata y quiénes están detrás. Que sus bonos se transen en una bolsa conocida, por ejemplo, en Chicago Clime Exchange, y que no esté sobrevendido", dice Paola Conca.

Un proceso no tan fácil

"La huella de carbono es la totalidad de gases de efecto invernadero emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto" (UK Carbon Trust 2008), explica Juan Pablo Silva, de la Fundación Reduce tu Huella.

Por lo tanto, para su cálculo "se tienen que contabilizar todas las emisiones de GEI atribuibles a una actividad, ciclo de vida de un producto o servicio", sigue.

Para el cálculo, propiamente, no hay una unidad de medida estándar. De hecho hay varias, pero tres son las más validadas a nivel internacional: GHG Protocol (www.ghgprotocol.org); PAS 2050 (es el que ocupan los supermercados Tesco y es el que seguramente se convertirá en el estándar europeo) e ISO 14067.

Los bonos

Juan Pablo Silva, de la Fundación Reduce tu Huella, explica que el mercado de bonos de carbono está dividido en dos grandes grupos: el regulado (que se rige por el protocolo de Kyoto) y el voluntario.

"En el regulado, se comercializan CER (certificados de emisiones reducidas), que es el equivalente a una tonelada de CO2 que se deja de emitir a la atmósfera", agrega.

En el mercado voluntario, hay menos exigencias regulatorias. "Los proyectos se validan y verifican y te dan garantías de que reduces. Pero son bonos más baratos, porque son proyectos más pequeños", advierte Paola Conca, de ProChile.

Fuente: www.terram.cl

0 comentarios:

Que tan bueno es este blog?

Datos personales

Mi foto
un ☺∟4rG☼►c4m1N­­☼²☻ hacia la paz nos llena de vida... caminemos hacia esa vida, busquemos la paz!

Seguidores

Reciclando En Espiral

Reciclando en Espiral Costa Rica